El transporte público en Bogotá: ¿en crisis por cultura ciudadana?

Publicado el: 30/9/14

Transporte público en Bogotá

Sin duda el comportamiento ciudadano tiene mucho que ver en el caos que se genera en Bogotá por culpa de los trancones, que no hay Waze que lo solucione, y el pésimo servicio de transporte público.

Si hubiera un mejor comportamiento, sin duda, los problemas mejorarían un poco. Por ejemplo, en una intersección la gente no debería cruzar el semáforo en amarillo para quedar en medio de la vía y no dejar pasar a los que vienen del otro lado. Sin embargo, este no es el principal problema. Esto nos hacen creer “los de arriba” para tapar la mala gestión que están haciendo y por la que cobran millones.

Empecemos por partes. TransMilenio es un sistema que colapsó. Las rutas exprés duran ahora más tiempo en un recorrido que lo que lo hacía un servicio corriente hace años.

En ocasiones hay que esperar hasta media hora el bus que a uno le sirve para que lo recoja. Mucho. Demasiado, diría yo. Este tiempo en las mañanas podrían ser 30 minutos más de sueño, si lo piensan bien.

Además, los buses sobrepasan su capacidad de pasajeros. Si revisan un camión lleno de vacas o cerdos, ni siquiera van así de llenos.

Las vías están completamente rotas. Si alguien ve el hueco que hay en la Caracas con 19 sabe que de uno caer ahí no lo sacan en un mes y toca con maquinaria pesada.

Ingresar a una estación de TransMilenio puede tardar una hora. Lo que debería durar un recorrido atravesando la ciudad.

Eso sin contar las rutas alimentadoras, que pueden añadirle a su viaje unos 40 minutos más. Ese tiempo va desde que sale a esperarla hasta que se sube al bus rojo.

Pero eso no es todo, qué me dicen del SITP. Sobre planos, la idea es genial: cero vendedores ambulantes, paran exclusivamente en paraderos y así no crean trancones innecesarios. Pero, uno puede ver cómo en media hora no pasa un solo bus de una ruta y como por arte de magia llegan tres o cuatro buses seguidos cubriendo esa misma ruta.

A estos dos factores hay que sumarle la unificación de las tarjetas. En algunos sitios no recargan la roja, en algunas estaciones no sirve la verde, etcétera.

Ya el bus tradicional es otro cuento. Paran donde quieren. Hay un semáforo en verde y frenan para hablar con el ‘calibrador’ de ruta o para comprar algo. Sí, esto es un problema de cultura, pero ¿hasta cuando la implementación del SITP? ¿Por qué todo por partes? Quitan rutas tradicionales y ni siquiera avisan. Solo las personas ven que el bus dejó de pasar y el voz a voz dice: “Ah!, sí, es que ese bus lo volvieron de los azules!.

Así que si una persona tiene que enfrentarse cinco días a la semana (a algunos les tocan seis) durante todo el año con estos problemas, la paciencia empieza a agotarse y el buen ciudadano que uno lleva adentro empieza a desaparecer. ¿Cómo se espera tener un buen comportamiento cuándo un bus lleva 15 o 20 por ciento más de las personas permitidas? ¿O cómo hacerlo si se llegó tarde a una cita porque el bus no pasó a tiempo?

Y si son de los que dicen que critico y no creo soluciones, sí.  Para eso hay muchas personas (que no montan en bus ni en TransMilenio) cobrando muchos millones para buscarle una solución a está crisis. Además, no tengo los estudios para eso y se supone que ellos sí. Esto es solo la percepción de un usuario que pierde dos horas diarias en un pésimo servicio de transporte. Una persona de a pie, como usted.

Fernando Castañeda
@Stalkista

Blog original: http://elescribista.blogspot.com

Y les dejo un video publicado por El Tiempo que se aprecia la gran congestión de Transmilenio :

Fuente : blogs.eltiempo.com

PLANES RECOMENDADOS PARA HOY...

MIÉRCOLES 13 DE DICIEMBRE 2017